El Real Madrid se pasea en Riazor tras una primera parte espectacular

Posiblemente ha dado Pellegrini con la fórmula táctica, consistente en juntar un rombo a los tocones por detrás de los puntas. Sustituyes a Raúl por Cristiano y verás el once de gala. Y si lo haces de alguno de los volantes o del propio Xavi Alonso por Lass se verá la versión más conservadora de tal dibujo.

El caso es que el nivel mostrado por el equipo blanco en uno de los estadios históricamente más difíciles para el club ha sido destacable. Los primeros 45 minutos fueron un ejemplo de toque y movilidad, si en el Camp Nou mostraron solidez, hoy completaron el listón con brillantez.

Posiblemente no fuese el mejor momento para medir al conjunto de la deportivista, diezmado por las bajas. Es de mérito lo que están haciendo los chicos de Lotina, pues pase lo que pase mañana domingo, se acostarán en plazas europeas.

Apartado especial: la actuación de Guti, con un gol y una asistencia espectaculares. En el segundo gol del partido la acción raya el exhibicionismo pero con finalidad resolutiva. Contragolpe franco, recibe, encara área y ve por el retrovidor a Benzema; entonces y ante la salida de Aranzubía asiste al francés con un taconazo limpio que el galo solo tuvo que empujar a puerta vacía.

Lo dicho, esta segunda vuelta promete espectáculo por parte de los dos gallitos de la Liga…, solo esperamos que el Valencia no se rezague y permita tener un final de campeonato tan bonito como competitivo.

Victor Valdés: Un buen portero en una gran forma

Muy criticado en sus inicios con el primer equipo. Se ha de reconocer que el portero es un puesto muy sensible y que aquellas primeras temporadas se correspondieron con una mala época del Barça.

Sin embargo y salvo aquellos dos años del holandés Hesp, con Victor Valdés se cerró una herida abierta desde que Johan Cruyff decidiera no contar más con los servicios de Andoni Zubizarreta.

Evidentemente Iker Casillas está en otra esfera. Ni es tan bueno como Reina, ni tampoco sobrepasa el nivel del gran Zubi, salvo en el juego con los pies. Pero en el momento de forma que se haya quizá ya se merezca entrar en los planes de Vicente del Bosque de cara al mundial de este verano.

Rápido en las salidas, su punto fuerte es el mano a mano donde demuestra prueba tras prueba un temple fantástico. Bajo palos goza de una colocación correcta, aunque necesita del vuelo para llegar a los disparos más colocados. El juego con los pies es más que satisfactorio.

En general le pierden los fallos de concentración que le lleva alguna vez a cometer errores estúpidos y de todas las clases. Con el tiempo ha ganado personalidad. Tiene tiempo para convertirse en un grande y por el momento hoy se ha salido en Valladolid.

Un vuelve di paura corretto il vechio Ronaldinho?

Los hecho a veces confunden si no se les da el enfoque adecuado. Pero esta vez la media de goles de Ronaldinho recuerda a aquel jugador que deslumbró en el Barça, con una atractiva combinación de potencia en la salida y juegos malabares. Un jugador venido a menos por una más que evidente baja forma física y pérdida de chispa hizo que el conjunto azulgrana lo traspasara al Milan al terminar la temporada 2007/08.

La campaña pasada en Italia estuvo llena de claroscuros, con un conjunto rossoneri en horas bajas, mermado por una configuración errónea de una plantilla gerontocrática. Lo cierto es que este año, curiosamente sin Kaka, el equipo está un poco más espabilado, a seis puntos del lider, los vecinos del Inter, y pudiendo recortar esa diferencia a tres si ganan este fin de semana el derbi de Milano. Y parte de ello se debe a la mayor entonación del astro brasileiro. En el último partido de liga contra el Siena se salió el muchacho.

Barça campeón de invierno tras destrozar al Sevilla. Real Madrid no define ante un pobre Athlétic

El ambiente de San Mamés siempre estremece, pero ayer fue de esas noches especiales. No podía ser menos en un partido donde se acumula la suma de 39 campeonatos ligueros y 30 de copa, con el equipo de casa vivo en Europa y con grandes ilusiones en la zona templada de la Liga.

El Athlétic entró a matar y en tres minutos ya había creado una doble ocasión de gol, al saque del corner consecuencia de la misma llegó el gol de Llorente. Por un momento pareció volver a ser un equipo campeón, jugándole de tu a tu al Real Madrid, desplazandolos del terreno de juego…, falso espejismo.

El fútbol de los leones adolece de argumentos conforme avanza el cronómetro cada vez que se enfrentan a un equipo con aspiraciones grandes. El Real Madrid sufrió ante tres o cuatro paradones de Iraizov, el mejor del club rojiblanco. Una pregunta para el morbo: ¿Que hubiera sido del electrónico si jugase el pipita, baja por lesión?

Aún así impone ver fotografías del partido. Algunas nos muestran a los jóvenes jugadores rojiblancos, todos canteranos y todos vascos, peleando contra la millonaria plantilla del Real Madrid. ¿Supo leer Pellegrini que supone la visita del Real a un campo como San Mamés? ¿Debió entender que podía ser el chance de jugadores canteranos y madrileños como Raúl, Guti o Granero? Quizá le faltó esa pizca de sentimiento a los blancos, dando por sentado que a los canteranos de Valdebebas les sobra calidad.

Terminado el partido en San Mamés, comenzó el del Camp Nou. Ayer si le salió bien la jugada al equipo de Pep, aunque fuese cuando más se podrían el haber permitido un tropiezo. La diferencia con el partido de vuelta de Copa del Rey es que las numerosas ocasiones de gol creadas en la segunda parte del mismo no encontraron puerta, mientras que ayer si.

Manolo Jimenez dejó en el banquillo a Negredo, Adriano  y Capel (posiblemente pensando en el partido de Copa) lo cual sumado a las bajas de Kanoute y Luis Fabiano redujo sobremanera las posibilidades ofensivas del conjunto de Nervión. El Barça jugó con todo y aún así tardó en abrir la lata pero demostró que, al menos con el once de gala, sigue siendo temible. Por el momento los azulgranas ya son campeones de invierno.

El Atlético de Madrid remonta ante el Liverpool y se agranda en la Europa League

Fué un partido abierto, de ida y vuelta, de esos que engrandecen a la Copa del Rey. Y se culminó con un sublime remate de libre directo a cargo de Simao. Visto lo de ayer el equipo colchonero ya puede ser capaz de quedar apeado contra un segunda en cuartos de final, sigue sonado extraño esto para un club como el Celta, porque una vez más el viejo dicho de “capaz de lo mejor y de lo peor” se ha cumplido con creces.

En el fútbol profesional es casi inimaginable que un segunda división le gane tres a cero a un equipo importante, ya no digamos cuatro a cero un segunda b; pero si algo es todavía más inimaginable es que un equipo profesional y bien armado no sepa defender en partido de vuelta renta de tal magnitud. Circunstancia que si supo gestionar el Alcorcón. Pero claro, el Real no es el Atléti, los blancos tienen más títulos pero los  colchoneros poseen noches como la de ayer.

Camino allanado para Atléti y sevilla.

El más que cuestionable formato de la actual edición de la Copa del Rey, sin eliminatorias a un partido y sin cabezas de serie, ha parido un cuadro de cuartos de final en el que solo figuran el Sevilla por un lado y el Atlético por el otro como escuadras importantes. A la postre la final está servida aunque en el fútbol y sobre todo con el Atlético de por medio nunca se sabe…

Joan Laporta, Catalunya y el Barça

Durante mucho tiempo el Barça fue “mes que un club” por razones obvias. En aquel contexto de represión moral y política, de atraso social y centralismos pintorescos, parecía admirable la labor de regeneración que representaba una marca, el Barça, simbolizando una identidad maltratada como tantas otras que no concordasen con la dictadura.

Ha pasado mucho tiempo desde 1975, desde 1977, desde 1979, desde 1981 y desde 1982…, y desde 1990. Hasta entonces el Barça era, junto al Atlético de Madrid y el Athlétic el más firme aspirante a destronar de vez en cuando la tiranía del más fuerte: el Real Madrid. En lo político y lo social, en Cataluña no eran conscientes de la prosperidad que le aguardaba a esa emprendedora tierra.

El Barça es hoy en día más grande que nunca, tanto como el Real Madrid. Y una parte importante de esa meta alcanzada se debe a la gestión y el buen hacer, no sin signos de poder estropearlo todo, del presidente Laporta. Los últimos seis años han sido como una confirmación del punto de inflexión iniciado en los noventa.

Una apuesta por la política de largo plazo. Creando valor e innovando con los juveniles y con fichajes prometedores, proyectando una imagen de solidaridad internacional, se han dado los mejores frutos económicos y deportivos en la ya de por si dilatada historia del club.

¿Sabe este señor cuantos socios y aficcionados tiene el F. C. Barcelona fuera de Cataluña y fuera de España? Supongo que si, pero la dará igual. Es un medianías. Un soplo de aire fresco venido a menos al tiempo que su dirección daba más éxitos. Curiosa antítesis. Yo digo: ¿Ha salido este señor fuera de España? ¿Ha salido fuera de Cataluña? ¿Sabe lo afortunados que son los catalanes? Yo creo que si, pues tontos no vamos a ser.