¿Explica la riqueza de Real Madrid y Barça el desequilibrio en Primera División?

Últimamente se habla mucho de que la liga española se está convirtiendo en un torneo “a la escocesa”, con dos conjuntos muy por encima del resto. La explicación que se da es que Real y Barça poseen unos recursos económicos excesivamente superiores y, por ello, surjen ideas para tratar de atenuar este desequilibrio y poder disfrutar de una competición menos aburrida.

Desde un punto de vista general me parece correcto tratar de compensar la enorme diferencia existente entre Barça y Xerez, con el fin de que la igualdad de oportunidades a la hora de competir sea mayor. Esto haría la liga más atractiva, más difícil y más fuerte en los torneos internacionales. Pero no nos engañemos. El mayor potencial económico de Real y Barça no es un fenómeno nuevo y no explica la brecha de puntos que hay entre en la tabla de clasificación estos últimos tiempos.

En España hay tres grupos de poder. Primero Real y Barça, cuyos presupuestos superan los 400 millones de Euros. Luego están Sevilla, Valencia y Atlético de Madrid, cuyos presupuestos superan los 100 millones de Euros…, y luego realmente está el resto.

Villa, Silva, Agüero, Forlán, Luis Fabiano, Navas…, son jugadores que no están en absoluto al alcance de clubes como Mallorca, Villareal o Deportivo. Si uno analiza la calidad de las plantillas de Sevilla y Valencia observará que no pueden haber 20 puntos de diferencia con Real y Barça a estas alturas de campeonato.

Es posible que el sistema de competición, en donde quedar tercero o cuarto les puede salir muy rentable a determinados clubes, no haga demasiado por elevar la exigencia de los equipos que tienen la responsabilidad de animar la liga.

Insisto, me parecería estupendo adoptar las medidas oportunas para reducir la diferencia entre ricos y pobres. Esto significaría que se reducirían entre Barça y Valencia, pero también entre Valencia y Valladolid, por ejemplo. ¿Y si la actitud de los que están en el segundo grupo de ricos es la misma? ¿Alguien estaría seguro de que fuese a cambiar la cosa?

Miguel Indurain, Lance Armstrong y Alberto Contador a los 27 años de edad

Por todo el mundo es sabido que el ciclismo es un deporte de mucha madurez, en donde cualquier profesional no alcanza su mejor momento hasta llegar a los 30 años de edad. Bien, la sensación de estos tiempos, Alberto Contador, está ya más cerca de los 30 que de los 25; así que me he propuesto comparar los logros de las dos mayores figuras del ciclismo en las últimas décadas con los del ciclista natural de Pinto (Madrid) en el punto vital en el que se encuentra este último.

La estructura de las principales pruebas del ciclismo profesional sigue un esquema piramidal. Así, en la cúspide, tenemos las grandes vueltas (carreras de tres semanas) siendo la de mayor prestigio el Tour de France, por delante del Giro d´Italia y la Vuelta a España. Luego vienen las carreras de una semana, como por ejemplo Volta a Catalunya, Dauphine Libere, Paris-Niza…

Por último, tenemos las clásicas o carreras de un día, con un pefil más apto para especialistas rodadores y sprinters. Así las cinco grandes de este género son: Milan-San Remo, Tour de Flandes, París-Roubaix, Lieja-Baston-Lieja y Giro de Lombardía. Dentro del apartado de clásicas, pero en un tono diferente, ya que se compite por selecciones nacionales y no por equipos profesionales, tenemos a los campeonatos del mundo y olímpicos en ruta y contrarrelog.

Miguel, Lance y Alberto a los 27.

En 1991 Miguel Indurain cumplía 27 años. Por aquel entonces en su palmarés de victorias globales destacaban 2 Volta a Catalunya (1989 y 1991), 2 París-Niza (1989 y 1990), Clásica de San Sebastián (1990), un subcampeonato de la Vuelta a España (1991) y un campeonato del Tour de Francia (1991); entre criteriums, clásicas y otras vueltas por el territorio español (Galicia, País Vasco, Burgos y Valencia).

Sin lugar a dudas 1991 fué el año del despegue del gran Miguelón, hasta llegar a sumar cinco Tours, dos Giros, cuatro medallas entre campeonatos del mundo y olímpiadas y la Dauphine Libere en una ocasión entre otros éxitos.

¿Que podemos decir a grandes rasgos de la trayectoria de Lance Armstrong hasta 1998? Volta a Galicia en 1991, oro en el Campeonato del Mundo en ruta de 1992, la Clásica de San Sebastian de 1995 y el Tour de luxemburgo en 1998 entre otras carreras. Por tanto le quedarían todavía sus siete Tours de Francia por delante. También ganaría importantes carreras como la Dauphine Libere en un par de ocasiones, la Vuelta a Suiza o la Flecha Valona.

A día de hoy Contador posee victorias globales en Tour de France (2007 y 2009), Giro d´Italia y Vuelta a España (ambos en 2008). Cuatro grandes, cuando a estas alturas Miguelón “solo” había ganado una de sus siete grandes y Lance ninguno de sus siete Tours. Además el menudo escalador de Pinto puede presumir de Paris-Niza (dos veces), País Vasco (dos veces), Castilla y León y Algarve…

Clásicas aparte, el futuro de este chaval da mucho miedo.

Barça recupera la pegada en Europa cuando más lo necesitaba y pasa a cuartos de Champions.

Un rival a priori inferior y con un gran nivel demostrado en el partido de ida. Esa podría ser la antesala de los enfrentamientos de vuelta de los octavos de final de Champions League para Real Madrid, Sevilla y Barça. Mañana dirán muchos, desde una posición ventajista, que el Stuttgaard no fue rival. Sin embargo, en la cita de esta noche en el Camp Nou el Barça tenía mucho que demostrar.

Un Barça sin Xavi, con un excepcional Toure Yaya y con Leo Messi en lider absoluto ha pasado por encima del ordenado conjunto alemán. Planteando un partido muy completo, con diferentes ritmos, a veces más directo, a veces más elaborado, un momento llevando la iniciativa y otro replegado y saliendo a la contra.

El conjunto Alemán debió confiarse a algo más que el orden de líneas y las internadas de Molinaro. Un par de ocasiones de gol en todo el partido, ese ha sido su balance. Cabe destacar la capacidaz de lectura del técnico Pep Guardiola para sorprender en algunos partidos a sus rivales con un Messi más centrado en el terreno de juego, haciendo dibujar al equipo un falso 424.

Barça, Bayern, CSK, Inter, Arsenal, Manchester, Girondins y Olympique para el sorteo de cuartos. Ya advertí en una anterior entrada del salto de calidad de los equipos franceses, aún así, Barça y Manchester parecen repetir favoritismo de cara al cuadro final.

Europa le propina una dosis de realidad al Sevilla y a la Primera División

Es evidente que un equipo que se encuentra a 20 puntos del líder no presenta todas las condiciones para estar entre los ocho mejores de Europa. El poder económico de Real Madrid y Barcelona no son argumentos, pues el poder económico de Sevilla y Valencia dista muy por encima del que puedan presentar Mallorca, Deportivo o Villareal.

Algo está pasando en la liga española y la evidencia se muestra en los equipos que no estarán en los bombos de los cuartos de final. Veremos que sucede en la Europa League pero la cosa no pinta muy bien.

Quizá exista un excesivo relajo o conformismo por parte de los clubes que debieran tratar de seguir la comba a los dos grandes y a falta de un Atlético de Madrid potente, único club además de Real o Barça con exigencias históricas.

Europa no es la liga, razón Real Madrid

El Real Madrid completó una buena primera parte en el partido de anoche. Todo el mundo se pregunta. ¿Si hubiesen entrado las dos ocasiones marradas por Higuaín? El Lyon tendría que echarse arriba en la segunda y jugarse las espaldas con los rápidos mediapuntas blancos.

En cambio la realidad, de los dos partidos disputados el Real Madrid solo ha sabido ser superior en medio encuentro.

Es evidente que, en la competición doméstica, cualquier detalle de un Cristiano inconmesurable basta para que un equipo bien armado marque diferencias con una mediocre segunda línea de equipos aspirantes; permitiendo seguir el rebufo del Barça.

Ahora bien, en Europa hace falta que los cracks estén a punto, todos, y que el equipo muestre sintonía y recursos más allá de lo necesario en la Liga.

La prepotencia mostrada por el entorno mediático del club merengue, incluídas algunas fotografías de jugadores posando con “la orejona”, parece que puede constituir una buena cura de humildad hacia un club que por más que sea el más laureado en la máxima competición no le da derecho a sentirse el dueño de la misma.

Excepcional Arsenal saca los colores a un inocente Porto

El dos a uno no parecía una buena renta a favor de los portugueses, pues con el actual sistema el gol fuera de casa es una trampa mortal. La noticia positiva fue la baja de Cesc, el auténtico gendarme de los londinenses, pero todo acontecimiento positivo se quedó en tal noticia y en el resultado de la ida.

El partido del los chicos de Wenger fue vibrante, con buena defensa, mejor posicionados en el campo y sin las constantes vueltas de tuerca que tanto le ha hecho perder encuentros en momentos trascendentales.

Evidentemente la calidad del equipo inglés se hizo notar, con un inconmesurable Brendtner, pero bien es cierto que de los portugueses esperábamos mucho más. Apenas cuatro detalles en el primer cuarto de partido ya nos hizo entrever la que se les podría venir encima.

Además de la contundencia del resultado, cinco a cero en vuelta de octavos de final, destacaría el extraordinario gol de Nasri. El solito se lo guisó y el solito se lo comió en una jugada desde el costado derecho que terminó con un golpe raso al segundo palo desde la cocina del área.

¿Es Cristiano el portugués que más bonito saca las faltas?

La pegada de Cristiano Ronaldo es sencillamente espectacular. Además la peculiaridad de un determinado golpeo, que en los últimos tiempos viene empleando mucho, es más que evidente. Le da muy seco, entre medias con el empeine y el interior, metiendo el pie con pronunciada inclinación. El balón sale repelido y acelerado, recto y con “folha seca”; imparable.

En cambio, la competición española y la selección portuguesa comparten otro fenomenal sacador de faltas que, además, tanto las pega directas como las pone al remate de un compañero. Se trata de Simao Sabrosa. Su ejecución es la clásica, con empeine y el gesto ligeramente inclinado. El balón sale con mucha rosca y en parábola, buscando tanto la escuadra de la barrera como el ajuste al segundo palo.

Una cosa tengo clara, si juegas contra Portugal mejor no hagas muchas faltas en tu campo…