Final de la Copa del Rey, el partido más bonito del año

La final de copa tiene siempre un sabor especial. Es el colofón a una temporada entera a nivel nacional, un colofón en el que resulta mucho más atractivo el disfrute de un partido único frente al rédito que la consecución de tal trofeo pueda tener.

Efectivamente, la competición copera es mucho más antigua que la liguera, por ella se han estado peleando año tras año los principales clubes del país y, a pesar de los esfuerzos de la UEFA por llevarla al ostracismo eliminando la Recopa y rebajando el nivel de la Europa League, por fin hemos podido disfrutar en España en estos dos últimos años de dos finales con cuatro grandes equipos disputandose el entorchado.

Solo una deuda pendiente, si la competición liguera precisa recuperar al Atlético de Madrid, la copa precisa hacer lo mismo con el Real Madrid. ¿Y “Mou”? ¿Opinará lo mismo cuando se la tenga que jugar?