Victor Valdés: Un buen portero en una gran forma

Muy criticado en sus inicios con el primer equipo. Se ha de reconocer que el portero es un puesto muy sensible y que aquellas primeras temporadas se correspondieron con una mala época del Barça.

Sin embargo y salvo aquellos dos años del holandés Hesp, con Victor Valdés se cerró una herida abierta desde que Johan Cruyff decidiera no contar más con los servicios de Andoni Zubizarreta.

Evidentemente Iker Casillas está en otra esfera. Ni es tan bueno como Reina, ni tampoco sobrepasa el nivel del gran Zubi, salvo en el juego con los pies. Pero en el momento de forma que se haya quizá ya se merezca entrar en los planes de Vicente del Bosque de cara al mundial de este verano.

Rápido en las salidas, su punto fuerte es el mano a mano donde demuestra prueba tras prueba un temple fantástico. Bajo palos goza de una colocación correcta, aunque necesita del vuelo para llegar a los disparos más colocados. El juego con los pies es más que satisfactorio.

En general le pierden los fallos de concentración que le lleva alguna vez a cometer errores estúpidos y de todas las clases. Con el tiempo ha ganado personalidad. Tiene tiempo para convertirse en un grande y por el momento hoy se ha salido en Valladolid.